Menu

                                                                                          

Un padre que también es ejemplo de madre

El sargento ha asumido con entereza su rol de padre y madre, siendo militar. El sargento ha asumido con entereza su rol de padre y madre, siendo militar. Foto: Archivo Particular
Hace aproximadamente seis años en una noche de lluvia intensa, la fuerza de  la avalancha del río Ocoa, en Villavicencio, Meta, le arrebató a su esposa  Dianella y  con ella se llevó el amor, el hogar, sus sueños y  muchos proyectos de familia.
 
Hoy en día, el sargento primero José Vicente Tolosa Castro, suboficial de Comunicaciones Operacionales de la Séptima Brigada, asumió el rol de padre y madre con la fortaleza de un guerrero, pues su hijo Dilan David quien  contaba en ese entonces,  con tan solo 8 años, le recordaba que la vida continuaba y que su deber sería asumirlo con toda la entereza. 
 
El destino se repetía, ya que creció sin la presencia de su madre  y ahora su hijo viviría la misma historia. Se prometió así mismo llenar esos espacios con amor, disciplina y paciencia. Así lo ha hecho, Dilan ha recibido con creces los cuidados y enseñanzas de su padre, como si ella estuviera ahí.
 
Todos los días programa su día para que el tiempo le alcance, le prepara el desayuno a su hijo, revisa su uniforme, está pendiente de sus onces, del almuerzo, de las  tareas, de  las reuniones escolares, de los amigos,  en fin de todo… lo lleva y lo trae, pero así mismo le exige,  no le permite la mediocridad. Ante todo le enseña valores como la responsabilidad, disciplina y fortaleza, visualiza a su hijo como un gran profesional.
 
Un camino  que no ha sido fácil,  pero que gracias a la formación militar que le ha impartido la institución  y al inmenso amor que tiene por su hijo, ha logrado superarlo.
 
Se enorgullece de ser integrante del Ejército Nacional, institución que le ha brindado estabilidad y apoyo incondicional.
 
Para Dilan ‘su papá es un héroe, un héroe de verdad, un héroe de la patria" el nunca llora, es muy fuerte’, así lo afirma , lo que no sabe es que su padre si ha llorado en silencio,  añorando la presencia de  su esposa, sin embargo, el sargento Tolosa retorna a su realidad y a su condición de cumplir  con su deber de padre. Aunque no descarta algún día volver a enamorarse, por ahora su corazón late intacto por quien le regaló su más preciado tesoro: su hijo Dilan.          
 
Un padre ejemplar que a pesar de las adversidades, tiene claro que lo más importante es enseñarle a su hijo  el legado  de fortaleza y responsabilidad para asumir con valentía los designios de la vida.
 
La Séptima Brigada les deseó a todos los padres de Colombia un mes lleno de felicidad, especialmente a los militares y a quienes han asumido el rol de papá y mamá con entereza y coraje.
volver arriba
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here