Menu

                                                                                          

Un año más de ‘oxígeno’ al Hospital Departamental de Villavicencio para terminar de sanearlo

La medida de prorrogar la intervención se ordena con el objetivo de garantizar la adecuada prestación de los servicios de salud y culminar las acciones previstas en el plan de acción aprobado. / GOBERNACIÓN DEL META La medida de prorrogar la intervención se ordena con el objetivo de garantizar la adecuada prestación de los servicios de salud y culminar las acciones previstas en el plan de acción aprobado. / GOBERNACIÓN DEL META

El Hospital Departamental de Villavicencio está intervenido desde el 27 de octubre de 2015 luego de que se verificó la crítica situación en la que se encontraba por exceso de pasivos e irregularidades en la prestación de los servicios. Desde entonces, Luis Oscar Gálvez Mateus fue designado por la Supertintendencia de Salud como gerente interventor con la función de revertir, en un año, los indicadores que generaban riesgo a los usuarios. Dos años después, aunque el trabajo técnico de recuperación va por buen camino, el centro asistencial no alcanza su equilibrio financiero.

Mediante Resolución Ejecutiva No. 374 del 25 de octubre de 2017, el Gobierno Nacional ordenó prorrogar por un año la intervención forzosa para administrar la E.S.E. Hospital Departamental de Villavicencio, esto con el fin de garantizar que se continúe trabajando en la estabilización y la operación de este centro de salud de tercer nivel que ofrece sus servicios al departamento del Meta y la Orinoquia.

“Hoy recibimos con tranquilidad el anuncio de que se acaba de hacer por la Supersalud, y venimos a decirle al señor gerente que lo que queremos es buscarle unos recursos que ya están establecidos desde la Secretaría de Hacienda. Podremos hacer obras fundamentales para el hospital, como una rampa que se necesita, el archivo que se requiere y una nueva plancha que nos permitiría posiblemente tener allí unas nuevas camas para el hospital. Aquí lo que queremos es trabajar en equipo porque la salud así lo requiere”, expresó la gobernadora Marcela Amaya.

Además, “el compromiso con el hospital para lograr el apoyo al programa de saneamiento fiscal y financiero por parte del departamento es de $20.000 millones, de los cuales ya se entregaron $4.000 millones y la próxima semana desde la Gobernación con la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Salud se espera que reciban los 6.000 restantes para completar el compromiso de este año”, aseguró la mandataria.

Por su parte, Jorge Ovidio Cruz, Secretario de Salud del Meta, dejó claro que más allá de fortalecer el hospital es necesario también el fortalecimiento de la red hospitalaria departamental. “La capacidad instalada sobreocupada no es solamente la del hospital, sino la de la red hospitalaria de segundo y tercer nivel en Villavicencio. Hay fines de semana que ni la cooperativa, ni la clínica Meta nos dan abasto”, manifestó.

Por eso, según el secretario, actualmente se adelanta una estrategia para fortalecer primero los niveles cercanos a Villavicencio, como los de Acacías, Castilla La Nueva o Cumaral, para aprovechar su capacidad instalada y fortalecer el sistema de referencia y contra referencia con el fin de que el hospital departamental no se sature.

Para ello, “lo segundo es capacitar y entrenar mucho más a nuestros médicos en el primer nivel. Que se vuelvan más resolutivos y no se siga presentado que se tiene que venir aquí un parto que no es de complejidad, a saturar y congestionar mucho más el servicio. Creemos que estas dos estrategias que se vienen trabajando desde luego que van a contribuir a descongestionar la reconocida sobreocupación que tiene nuestra red hospitalaria”, opinó Cruz.

Respecto al trabajo de la Supersalud realizado en el hospital en los dos años de intervención, el Superintendente Delegado para las Medidas Especiales, Javier Antonio Villareal, indicó que “Hemos logrado avances significativos, pero el hospital requiere de un periodo adicional a fin de mejorar sus resultados, tenemos unas tareas puntuales que deberá ejecutar el agente especial interventor y de este modo garantizar la continuidad en la prestación del servicio para los usuarios”.

Como resultado del seguimiento realizado por el equipo auditor asignado, destacó como los principales avances financieros, administrativos y asistenciales.

Componente Financiero

El hospital presenta, según sus interventores, un incremento sostenido en los niveles de facturación, al pasar de $5.800 millones en octubre de 2015 a $10.279 en agosto de 2017, lo que representa un crecimiento del 77 por ciento, como resultado de la diversificación de su portafolio de servicios.

La E.S.E. recibió por parte del Gobierno Nacional a través del Fondo de Salvamento para el Sector Salud – FONSAET la asignación de recursos para las vigencias 2015 y 2016 por un valor de $13.709 millones para el pago de pasivos.

Sumado a esto, el Ministerio de Salud y Protección Social por petición de la Supersalud, asignó mediante Resolución 3132 del 28 de agosto de 2017 nuevos recursos FONSAET para el centro asistencial por $4.398 millones con el fin de continuar el saneamiento de pasivos de la entidad.

Componente Administrativo

Durante la intervención se ha garantizado el pago de salarios al personal de planta y actualmente la E.S.E. se encuentra al día con esta obligación, a su vez, las deudas con contratistas pasaron de $16.259 millones en 2015 a $7.017 millones a agosto de 2017, logrando una disminución del 56% en este indicador.

Componente Asistencial

Se logró la reapertura de los servicios de urología, nefrología pediátrica, gastroenterología, endoscopia digestiva, cuidado crítico e intermedio de adultos, y reumatología. Igualmente se destaca el fortalecimiento y reorganización de todos los servicios, especialmente el de urgencias, priorizando los servicios de pediatría, ginecobstetricia y adultos.

volver arriba
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here